martes, 14 de julio de 2009

El lado oculto del PRI: sus aciertos

Como les había avisado, dos amigos, jóvenes demócratas Y priístas ---sí, si se puede-- han escrito una colaboración, en dos partes, acerca del lado oculto del PRI.
Aquí publico la primera....

 

El lado oculto del PRI: sus aciertos

Por: Odracir Barquera Saláis y Felipe Serrano Llarena

 

Los resultados electorales del pasado 5 de julio fueron motivo de sorpresa para muchos, incluso dentro del mismo PRI. Aunque se esperaba que recuperara la primera posición en la Cámara de Diputados, no se esperaba que la distancia con el PAN fuera de casi 8%. Pero lo más sorprendente fue la serie de triunfos contundentes del PRI en los bastiones panistas, desde Querétaro y San Luis Potosí, pasando por el corredor del Estado de México, Morelos, y por supuesto Jalisco y Guanajuato. Además de la recuperación en algunas plazas del PRD, como Ecatepec y Nezahualcóyotl.

 

Lo que no fue sorpresa es la avenida de comentarios y análisis sobre el PRI por buena parte de la opinión pública. Continúan la tendencia general, al menos desde 2000, de descrédito y denuesto subjetivos y casi viscerales. Manifiestan una suerte de molestia cada que tiene triunfos electorales. De manera generalizada varios medios, analistas políticos e intelectuales cuestionan, sin mucho razonamiento: ¿cómo es posible la recuperación del partido más corrupto y autoritario de México que durante 71 años nos mantuvo en el atraso, la opacidad y la opresión y, con ello, el regreso al tan lúgubre pasado del país?

 

Pero, ¿realmente podemos hablar de un regreso al pasado dada la realidad actual del país? Y aún si así fuera, ¿ese pasado realmente fue tan desastroso y gris como ahora se pinta? Dado que sobran "análisis" de todo lo malo que hizo el PRI, incluso con exageraciones y en muchos casos falsedades, hemos decidido hablar brevemente aquí del orto lado de la moneda. Hemos decidido ser más objetivos y resaltar algunas de las cosas buenas que ha hecho el Partido para mostrar que, haciendo un balance, sí hubo muchos aciertos que casi no son reconocidos, o por falta de información, o por falta de ética.

 

Preparamos este trabajo en dos entregas, para hacerlo más digerible. Para esta primera entrega, consideramos que son dos los puntos centrales de los aciertos del PRI. Por un lado está la estabilidad que se logró en el país, en un entorno en el que toda América Latina pasaba por diversas problemáticas. Por el otro, está lo que para muchos resultará más difícil reconocer, que es el proceso de apertura democrática de México.

 

Sobre el primer punto, durante los 71 años de gobiernos priistas la región vivió serias crisis políticas y sociales, desde Centroamérica hasta la Patagonia. Los Golpes de Estado en Bolivia, Guatemala, Haití, Ecuador, entre otros; las Dictaduras Militares, notoriamente la Junta Militar en Argentina y Pinochet en Chile; los movimientos de Guerrilla como las FARC en Colombia, el Frente Farabundo Martí en El Salvador, los Sandinistas en Nicaragua, Sendero Luminoso en Perú, y los Ataques Terroristas derivados de esas guerrillas; la Revolución en Cuba con Fidel Castro; y por supuesto el fenómeno de Hugo Chávez en Venezuela. Esto sólo por nombrar algunos ejemplos.

 

Mientras tanto, si bien con algunos momentos de tensión, en México se mantuvo una estabilidad política y social incluyente durante la mayor parte de esa época. Tanto así, que incluso fuimos refugio de varios liderazgos políticos y de oposición, no sólo latinoamericanos, que veían en México un régimen de libertades desde donde difundir su mensaje y profundizar su trabajo. Basta recordar el paso de Fidel Castro y Ché Guevara, los Republicanos Españoles, Trotsky, y muchos otros de diversos países de la región. Además de los grupos de inmigrantes, de todos ámbitos, que vieron en México un lugar seguro donde vivir ante las problemáticas de sus países. Está el claro ejemplo de muchos colombianos, chilenos, argentinos y peruanos, entre otros.

 

Cabe mencionar que México no sólo fue un imán por esa estabilidad, sino porque durante ese tiempo se logró también uno de los mayores crecimientos económicos de la región, particularmente durante el llamado Desarrollo Estabilizador, posicionando al país como líder regional.

 

En cuanto al segundo punto que mencionamos, de acuerdo con el Tomo II de la investigación sobre Consolidación Democrática en México, del IILSEN: "Los acontecimientos que se han suscitado en el espacio político-social del país en los últimos treinta años nos permiten identificar dos grandes etapas de cambio político en México: una primera fase de liberalización del régimen que va de 1968 a 1988; y una segunda fase de democratización del sistema que abarca el periodo comprendido entre 1988 y el año 2000, fecha que marca el inicio "formal" de la consolidación democrática del régimen".

 

Como se puede ver, a diferencia de lo que en su momento muchos quisieron creer, la apertura democrática en México no empezó en el 2000 con la alternancia. Por el contrario, esa alternancia fue un paso más en el proceso de apertura. Dicho proceso comenzó, al menos de manera más notoria, con la gran reforma que llevara a cabo Reyes-Heroles en 1977 y que sentó las bases del sistema de partidos actual en la Ley Federal de Organizaciones Políticas y Procesos Electorales. Además, se crea la figura de Representación Proporcional para dar más representatividad y voz a otras fuerzas políticas en el Congreso, profundizando así la figura de Diputados de Partido creada en 1963.

 

A partir 1977, se realizaron esfuerzos de profundización de la reforma electoral y de apertura democrática prácticamente en cada sexenio, hasta llegar a la administración del Pdte. Zedillo. A grandes rasgos: en 1983 se expandió el principio de Representación Proporcional a los municipios; en 1986 se realizó el Nuevo Código Federal Electoral; en 1990 se crearon el IFE, el TRIFE y el Padrón Electoral, entre otros; en 1993 se fijaron reglas claras para el financiamiento de partidos; y finalmente en 1996, se da independencia al IFE y se crea la llamada cláusula de gobernabilidad. El siguiente ejercicio de Reforma Electoral no vino sino hasta 2007, detonado por la Ley para la Reforma del Estado impulsada desde el Senado, por el PRI.

 

Estos son sólo algunos ejemplos del proceso de apertura democrática en México. Si bien dichos esfuerzos fueron posibles gracias al diálogo y el consenso con las fuerzas políticas de entonces, lo que es un hecho es que la mayoría fueron impulsadas por el Gobierno Federal y/o por el PRI. Es pertinente destacar que incluso algunos de los esfuerzos fueron únicamente votados por el partido.

 

Hasta aquí esta primera entrega. En la segunda hablaremos de algunos otros temas que consideramos relevantes para seguir mostrando el lado poco visto del PRI.


2 comentarios:

Raúl Zepeda dijo...

Es evidente que el PRI era el unico capaz de dar pie ultimo a la democracia en México, pero veo exagerada la posición de "gracias al PRI no hubo desestabilización social", pues era por que era un mecanismo coptador, unificador y corporativizado, ademas de represor. Fue una estabilidad creada con... sangre.

¿Justificamos la estabilidad proveniente de la represión?

Si se dan cuenta, el PRI creo instituciones, pero sus propias acciones las pulverizaban o las corrompian. Dicen el desarrollo estabilizador, pues el mismo PRI pulverizo su propio desarrollo estabilizador. Creo seguridad social, pero ellos mismos la sucabaron con corrupción, cualquier cosa que hiciesen su propia corrupción la detrimentaba.

El problema del lado oscuro bueno del PRI, es que sigue sufriendo de los mismos problemas del lado "brillante" del PRI.

Y el PRI no propuso la reforma electoral de 2007, eso es una exageración.

Anónimo dijo...

Poniendo en la balanza al PRI de qué lado se inclinaría más ¿Del lado de la corrupción y el autoritarismo o del de la transparencia y la democracia? La respuesta es casi obvia. La gente que votó ahora por el PRI es prácticamente la misma que siempre ha votado por ellos. No bajan pero tampoco suben su techo. Y sí, hay gente que quiere y añora ese pasado, ni duda cabe, pero no quiere decir que fuera mejor. Les recomiendo que se den una vuelta a los estados de la república gobernador por el PRI ¡Son una verdadera joya de la paleontología política! Medios de comunicación, congreso, poder judicial, industriales, maestros, sindicatos, todos sometidos felizmente a la voluntad del cacique, perdón, del gober en turno. Pregúntense todos qué entidad que en algún momento haya perdido el Pri y después recuperado haya vuelto a la oposición. Aprendieron la lección. Lo más irónico de todo ésto, es que ha sido precisamente el PAN quien más fuerza les ha dado, y si no me creen, pues nada más revisen las cifras de cuánto recibían del presupuesto los gobernadores antes de que llegara Fox y cuánto dinero se meten ahora. Por cierto, las reformas electorales no fueron gracias al PRI, sino a pesar de él, y siempre precedidas de algún acto autoritario, fraudulento o represor que los deslegitimizaba (había que lavarse la cara o las manos)

Saludos
Jesús Reyes

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails