viernes, 31 de julio de 2009

El lado oculto del PRI: sus aciertos (segunda y última parte)

Debido a mi ausencia, se retrasó algo la publicación de la segunda parte de las reflexiones de Odracir y Felipe, mil perdones... aquí se las dejo.

Hasta el lunes...

 

El lado oculto del PRI: sus aciertos (segunda y última parte)

(Odracir Barquera Saláis y Felipe Serrano Llarena)

 

En la entrega pasada nos enfocamos en la estabilidad y en la apertura democrática. En ésta tocaremos brevemente otros temas, como: la construcción, consolidación y respeto de la institucionalidad de México; creación de la red de infraestructura; una política exterior efectiva; y el prestigio internacional.

 

El PRI se concibió en 1929 (como PNR) por iniciativa del Gral. Elías Calles, quien buscaba detonar la institucionalidad de México después del desgastante proceso de la Revolución y sus secuelas de caudillismos. Ese proceso devino de una dictadura de 33 años, precedida por la inestabilidad y violencia posteriores a la Independencia. Así, el gran reto era dotar a México de instituciones sólidas para implementar la vanguardista Constitución de 1917, para estabilizar al país y evitar el regreso a la ingobernabilidad.

 

Entre los primeros pasos hacia la consolidación de la institucionalidad estuvo relevar al Ejército de las tareas electorales, transitando eventualmente hacia un sistema sólido y autónomo que culminó en instituciones como el IFE y el TEPJF. Pero los esfuerzos de institucionalización del país se hicieron en muchos otros ámbitos también; aquí sólo mencionaremos algunos ejemplos.

 

En el ámbito económico, se profesionalizaron los cuadros de la SHCP y el Banco de México, consolidando a éste como uno de los bancos centrales más respetados a nivel internacional y dándole autonomía en 1994. También se crearon y consolidaron las instituciones de la Banca de Desarrollo del país.

 

En el social, se diseñó el sistema de seguridad social que hasta hoy rige, creando del ISSSTE y el IMSS. Se abrió la Secretaría de Desarrollo Social, donde se diseñó la política social que en términos generales sigue vigente, creando programas como Solidaridad o como PROGRESA (hoy Oportunidades), que se ha replicado en 25 países y en la ciudad de Nueva York. En educación, se dio autonomía a la Universidad Nacional, fomentando su expansión y profesionalización, llevándola a máxima casa de estudios del país, la principal de América Latina, y de las 100 más reconocidas en el mundo. Paralelamente, se crearon universidades públicas autónomas en todos los estados.

 

En gobernabilidad, la Secretaría de Gobernación se consolidó como el eje rector de la seguridad y la estabilidad política del país, contando con instrumentos especializados como el CISEN. Se coadyuvó a la profesionalización de las Fuerzas Armadas y se creó la Policía Federal Preventiva. En gestión pública, se creó la Secretaría de Control y Desarrollo Administrativo (hoy SFP), y como contrapeso se consolidó y profesionalizó la Contaduría Mayor de Hacienda (hoy ASF).

 

En el año 2000, congruente con el respeto a la institucionalidad, el PRI asumió su derrota y dio paso a un proceso de alternancia pacífico y ordenado, apoyando al nuevo gobierno en la transición. Y ya como oposición, en 2006 demostró su responsabilidad desde el Congreso asegurando el quórum para permitir la toma de protesta del Pdte. Felipe Calderón, con el objetivo de evitar una crisis social y política mayor dada la polarización agudizada durante el periodo electoral.

 

Sobre la infraestructura, si bien existen aún muchos retos, cabe recordar que se construyó la red carretera que a la fecha sigue intercomunicando al país, y que poco ha crecido en los últimos años. Se construyeron los puertos del país, que siguen operando. Se detonaron los principales complejos turísticos del país. Se levantaron las principales instalaciones, que siguen funcionando, tanto de PEMEX como de la CFE; llevando a ésta última a ser una empresa reconocida internacionalmente por su calidad y cobertura.

 

Finalmente, en política exterior, durante los 71 años del PRI se delinearon los principios y preceptos que le valieron reconocimiento internacional a México. Se consolidó el Servicio Exterior Mexicano, generador de grandes cuadros diplomáticos. El país jugó importantes roles en diversos asuntos históricos, como Bretton Woods o el Tratado de Tlatelolco. Asimismo, medió en diversos conflictos en Centro y Sudamérica. Se hicieron contribuciones significativas al sistema internacional, como la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados o, en el ámbito partidista, la creación de la Confederación Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL).

 

México vivió una época de amplio reconocimiento y prestigio internacional apoyado por diversos logros. Impulsó y firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, primero en su tipo en el mundo. Firmó el Acuerdo de Asociación Económica, Cooperación Política y Cooperación con la Unión Europea, el primero con algún país de la región. Fue el primer país en vías de desarrollo en ser miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE, hoy liderada por un mexicano).

 

Con esto finalizamos esta segunda entrega. Consideramos que, así como hubo errores y excesos en los gobiernos del PRI, como se puede ver en las dos partes del artículo también hubo muchos aciertos cuyos beneficios seguimos viendo hasta la fecha, a 9 años de haber dejado la Presidencia.

 

Como comentamos en la primera entrega, no es responsable sólo enfocarse en lo malo de un partido, particularmente cuando es sólo a ese partido al que se le exige la autocrítica, e incluso autodenigración. Al PRI se le ha asumido incapaz de cambiar de actitud y modernizarse. Pero en los hechos se ha demostrado lo contrario. Sin embargo, ese cambio que tanto se exige no es necesariamente visible en quienes con tanto ahínco lo demandan. Esto nos lleva a una reflexión: ¿no será que son precisamente aquellos que tanto nos cuestionan los que siguen en el pasado, incapaces de evolucionar y cambiar?

 

Cerramos con este párrafo de "El valor de nuestra estirpe", discurso de la Lic. Beatriz Paredes en el 79 Aniversario del Partido:

 

"Razones existen para sustentar nuestro orgullo de pertenencia al continuo Revolución–PNR–PRM–PRI, formamos parte del legado de la corriente histórica que estableció el principio de igualdad de todos frente a la ley; la libertad de los mexicanos de pensar, de escribir, de expresar y de crear, de reunirnos y asociarnos; la libertad de conciencia y de culto; que forjó al Estado mexicano como un estado laico, democrático y federal; que consagró a la educación pública y el libro de texto gratuito; que distribuyó más de la mitad del territorio nacional a través de la reforma agraria y reconoció patrimonio y espacio social a los campesinos; que reivindicó la propiedad de la nación sobre los hidrocarburos; que perfiló un sistema de economía mixta alentando la inversión privada con sentido social; que consagró el derecho de huelga; que instituyó la seguridad social; que impulsó la Reforma Política para alcanzar un régimen de competencia electoral abierta; que, en síntesis, estableció las instituciones del México moderno".

 

Los autores somos dos priistas jóvenes, que sí habemos aunque algunos lo duden, que estamos con el partido por convicción y abriéndonos espacios sin ser hijos de renombrados personajes. Estamos comprometidos con nuestro país, y vemos en el PRI la oportunidad de hacer algo por él. Es por eso que, aún con oportunidades e invitaciones de otros partidos, colaboramos desde nuestros espacios con el PRI, manteniendo siempre la apertura al diálogo y la colaboración, claves en el México de hoy.

 

1 comentarios:

Raúl Zepeda dijo...

Como en la entrega pasada, sigo con un gran problema, el lado "oscuro" del PRI sigue teniendo su propio lado oscuro.

Las instituciones que mencionan como grandes triunfos fueron por una razón, su independiencia del poder politico, el Servicio Exterior Mexicano es creación de periodos antes del PRI, y su doctrina ha sido independiente del mismo PRI, sin tomar cuenta que México fue hipocrita con su politica exterior, sobre todo por que internamente fue todo lo contrario a sus principios.

Mismo caso que los funcionarios de Hacienda y el Banco de México tenian sistemas profesionales independientes.

Recuerdo, el CISEN es heredero de la Dirección Federal de Seguridad, instrumento represor y de asesinatos extrajudiciales, (sin dejar de pensar en las matanzas de Acteal entre otras).

Disculpa sobre el TLC, pero ha dañado considerablemente la economia de México, en la OCDE no representamos mas que el peor pais de sus cifras.

Peña Nieto es demostración de "modernización"? con represión, violencia y mal gobierno, entidad con mas desempleo y vacio ideologico puro es entonces cambio de actitud?

Mario Marin, Ulises Ruiz, Humberto Moreira, Fidel Herrera entre otros eso? si el PRI ha cambiado y es moderno, ¿por que no ha enfrenado sus propios crimenes?

Respeto a estos dos jovenes priistas, ellos tienen derecho a elegir la opción política y participar en ella, pero no logran convencer y los crimenes del PRI son demasiado y no es una mancha, son crimenes, y podria afirmar, que si otra fuerza politica hubiera gobernado México, hubiera, por el mismo sentido de necesidad, construido las instituciones de México, muchas, por no ser desarrolladas por "priistas" sino por Mexicanos capaces, entre ellos Manuel Gómez Morin, Genaro Estrada, los ingenerios del IPN, sin ser priistas.

Simplemente, disiento.

Recuerdo, el mismo PRI violo constantemente la constitución con el presidencialismo metaconstitucional,

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails