miércoles, 16 de septiembre de 2009

15 de septiembre, 60 años de Cancilleres alemanes

El Zeit online publica las fotografías de Konrad Rufus Müller de los ocho cancilleres de la República Federal Alemana, todas con una breve reseña que yo aquí traduzco al español.


© Konrad Rufus Müller
Konrad Adenauer, Convención del Partido (CDU), Bonn 1966

Konrad Adenauer (1949 - 1963)

Todo comenzó un 15 de septiembre de 1949 con una desfachatez: Andenauer hizo lo que cualquiera recomendaría no hacer: votar por uno mismo. Y es que era necesario. De los 402 diputados que votaron (Adenauer incluído) votaron 202 por Andenauer. Sin su propio voto, Adenauer de 73 años, no hubiera podido convertirse en el primer Canciller de posguerra.
Hasta poco antes de su elección "trabajó" a los otros posibles candidatos. Y de allí lograron un consenso. Su coalición estuvo formada por cuatro partidos. Sobre todo el FDP y el DP tenían algunos diputados que tenían sus problemas con el viejo de Rhöndorf (como se le conoce a Adenauer). El primer canciller no fué una persona que halagara a otros para lograr las mayorías necesarias, sino que era un político poderoso que ejercía el poder a través de la presión sobre sus adversarios.

A pesar de todo, el Gobierno de Adenauer con su mínima mayoría fué exitoso. Hasta ahora es visto como uno de los "alemanes más importantes" como la cadena de TV, ZDF, ha anunciado. Y la presión de la elección de Adenauer fué la hora del nacimiento de una forma de gobierno, que hasta ahora una gran aceptación ha tenido.


© Konrad Rufus Müller
Ludwig Erhard, campaña electoral federal en Schweinfurt, 1969

Ludwig Erhard (1963-66)

Él fué antes de su cancillería tan popular como su antecesor. Sin embargo después de apenas tres años fué removido y por los miembros de su propio partido perseguido de forma ignominiosa.
Erhard era un hombre de economía, ha sido retratado como el padre de la economía social de mercado. Como profesor tenía una excelente reputación fuera de los círculos políticos. Erhard no era un político poderoso. No logró interceptar la creciente oposición dentro de la Unión (CDU). El mismo Adenauer minó la autoridad de Erhard.



© Konrad Rufus Müller
Kurt Georg Kiesinger, campaña electoral federal en Baden-Württemberg, 1969

Kurt-Georg Kiesinger (1966-69)

Él es el antecesor de Angela Merkel. Kiesinger fué el primer jefe de Gobierno de una Gran Coalición en Alemania. A diferencia de Merkel, era visto como un agudo retórico, igual que ella fué un negociador equilibrado entre ambos partidos. Ocho años gobernó el estado de Baden-Württemberg, antes de mudarse a Bonn.
Las estrellas de su gabinete eran conocidas como Plitsch und Plum, en realidad se trataba del ministro de economía, Karl Schiller (SPD) y el de finanzas, Franz Josef Strauß (CSU) -después ministro presidente de Baviera. Ambos ministerios son ahora, también los que se llevan el rendimiento. Sólo que ésta vez el camarada Steinbrück es el protector de las finanzas (SPD) y el encargad de la economía es el miembro del CSU zu Guttenberg.


© Konrad Rufus Müller
Willy Brandt, Bonn 1990

Willy Brandt (1969-1974)

Él fué y es uno de los íconos de la izquierda alemana y muy probablemente, seguirá siéndolo. Brandt fué un opositor contra los nazis, después un emigrante de guerra, parlamentario federal de primera hora, rompió el record como líder de su partido, el SPD. Hasta su muerte, en 1992, fué el presidente de la Internacional Socialista. Como Canciller logró terminar con 20 años continuos de gobierno de cristiano demócrata. Brandt introdujo una nueva política para con el Este (Ostpolitik) con la que el rígido frente establecido con la guerra fría, se fué suavizando. Por ello recibió, como único Canciller alemán hasta hoy, el Premio Nobel de la paz en 1971.

Brandt era muy carismático, pero meláncolico. A veces, en el otoño, no quería salir de la cancillería. Era enfermizo, quejón y criticón. Cuando el Guillaume-Affäre, en el que se descubrió que un empleado muy cercano (un asesor en realidad) de Brandt era un espía de la Stasi, Brandt estaba aliviado de que por ello podría renunciar.


© Konrad Rufus Müller
Helmut Schmidt, campaña electoral federal, 1980

Helmut Schmidt (1974-1982)

El sucesor de Brandt fué mucho más sobrio en su modo como Canciller y como líder del partido. El ex-gobernador de Hamburgo (en ésta ciudad se le llama Innensenator) y actual editor ZEIT disfruta de una muy buena fama, como ningún otro ex-político vivo.
Aunque esto no fué siempre así: Durante la cancillería de Schmidt su rectitud y forma directa como necedad. A Schmidt le tocó vivir, lo que Gerhard Schröder 20 años después también viviría: la protesta del grupo de izquierda dentro del partido en contra de su Agenda, controversia y escición que llegaron a la formación de un nuevo partido, a la izquierda del SPD.


© Konrad Rufus Müller
Helmut Kohl, doctorado honoris causa, 1991

Helmut Kohl (1982-1998)

Evidentemente Kohl es muy admirado por sus seguidores. Inclusive muchos camaradas (en referencia a los socialdemócratas) sienten aprecio por el canciller del récord, pues fué él quien impulsó la reunificación. Mientras que su adversario de entonces, el todavía miembro del SPD, Oskar Lafontaine, durante el invierno de 1989, dijo que a él le daba lo mismo las personas en Viena o en Dresden, el Canciller Kohl escribió la historia. Escribió y presentó su programa de diez puntos y pidió la confianza de los Jefes de Estado norteamericano y de los soviético. Y no sólo porque confiaban en "Helmut", fue que aprobaron la reunificación.

También Kohl tiene calles y plazas con su nombre. Sin embargo, que hoy no goce de un gran aprecio como su antecesor Schmidt, se debe al escándalo que apareció, dos años después de dejar la cancillería. El CDU mantuvo un sistema de cuentas secretas. Hasta la fecha Kohl no ha querido revelar los nombres de los donantes.


© Konrad Rufus Müller
Gerhard Schröder, München 1997

Gerhard Schröder (1998-2005)

Comenzando su gobierno, Schröder dijo que para gobernar el país necesitaba solamente el BILD, Bild am Sonntag y la tele. De hecho el "Canciller de los Medios" controlaba bastante bien su virtuosa escenificación personal. Su firme NO a la guerra contra Irak y su reacción para controlar la inundación del este de Alemania le aseguraron la reelección en 2002.
Su estilo "Basta" logró varias reformas. Su "Agenda veintediez" fué una labor demasiado ambiciosa, y de hecho su última. El curso de esas reformas le costó el liderazgo de su partido (SPD) y finalmente, la cancillería.



© Konrad Rufus Müller
Angela Merkel, Cancillería Federal en Berlin, Mai 2009

Angela Merkel (desde 2005)

De muchas formas destaca Angela Merkel frente a sus antecesores: ella es no sólo la primera mujer que ocupa el puesto de canciller, sino con 51 años es la más jóven, la primera científica y la primera candidata que proviene de los llamados nuevos estados federados (Ex-RDA).
En la RDA comenzó la física de carrera su camino por la política alemana, apenas en un papel secundario. Los grandes del CDU la llamaban, burlonamente, "la chica de Kohl". 10 años después presidía el partido. Para 2002 todavía no pudo ser candidata, era el turno de Edmund Stoiber, quien perdió. Merkel siguió insistiendo. En 2005 nadie más se atrevió a enfrentarse a ella. A pesar de algunos errores en su primera campaña, le alcanzó para convertirse en la primera mujer canciller. En la escala de aceptación se encuentra bastante alta: 61% de los alemanes votarían nuevamente por ella.

Los textos en alemán pertenecen a Zeit, la traducción de una vuelta es mía (falta revisar).

2 comentarios:

El Oso Bruno dijo...

Que rostros tan interesantes tienen todos, salvo el tecnócrata Ludwig y la buena de bauerin. Hasta el refrigerador Kohl proyecta grandeza

Geraldina dijo...

jaja eres malo con Angie, tan bien que me cae! Pero sí, no tiene la fuerza de los demás. Los que más me impresionan son los de Brandt y Schröder, son de una fuerza impresionante no?. La de Adenauer me transmite experiencia, más que fuerza. y Kohl si, grandeza, en todos los sentidos. Schmidt serenidad y racionalidad.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails